Una fiesta en la Residencia Santa Rosa de Lima, Los Molinos.

El sábado por la mañana Martina preparó su maleta multicolor, su musiquita enlatada, su equipo de sonido, y se fue a repartir alegría y color  a los chicos grandes de Santa Rosa de Lima.

Esta residencia es la casa de cuarenta y cuatro niños grandes, cada uno con su personalidad, sus necesidades, sus limitaciones y sus talentos. Y un cuerpo de asistentes sociales y enfermeras espectacular, y qué menos podemos decir de su directora, todas personas espectaculares con un espíritu y un amor enormes, desbordantes.

Los chicos han sido flores, pollitos, pájaros y árboles, en un jardín creado con amor y voluntad, con ganas y dedicación. Hemos cantado, hemos hecho expresión corporal, hemos bailado, hemos montado una auténtica fiesta con luces de colores, caretas, disfraces y música española que no paraba de salir de la nube. (Una vez acabado el espectáculo según guión, ya sólo se trataba de pedir a la nube canciones para cantar a viva voz y bailar. Algunos incluso dejaban la silla de ruedas para mover el esqueleto).

Hemos vivido mucha emoción y recibido el amor auténtico de quien lo da todo, un amor totalmente inocente, que no espera nada a cambio.

Fue sin duda una experiencia para no olvidar, y estamos deseando repetir. Tanta gratitud y corazones tan felices no se ven todos los días.

Gracias Rosa, y todo el personal, gracias a los secretarios de Martina, gracias a los chicos grandes, por este regalo.

Nos recuerda lo verdaderamente importante de la vida.

Martina.

.13226879_1075774772484933_1108859042251337034_n

 

Síguenos en:

¡Un detalle importante!

Conviértete en ESPECTADOR PREFERENTE dándote de alta, ¡te llegarán todas las noticias y promociones antes que nadie! 

Y si nos envías un correo, ¡una canción de MARTINA AT THE ZOO de regalo!

Enhorabuena, ya formas parte de "El Teatro de Martina" ¡Bienvenido!